Reglas básicas de higiene de alimentos

La higiene de alimentos cubre un amplio rango de aspectos de la seguridad alimentaria. En general, nunca nos molestamos en saber qué es lo más importante cuando lidiamos con alimentos en nuestra vida diaria. Lo creas o no, hay cada vez más casos de intoxicación por alimentos en todo EEUU. No permitas perderte las advertencias de la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos) en cuanto a seguridad alimentaria e higiene alimenticia. Ésta, cambia regularmente al avance de la tecnología y las investigaciones. El Gobierno de EEUU, además, ha instaurado de forma clara y precisa que cada Estado de este país deba establecer sus propias ordenanzas y regulaciones en cuanto a los alimentos, para incrementar el conocimiento y crear conciencia de la importancia del tema. Por estas razones, unas pocas instituciones fueron acreditadas para poder ofrecer un curso de manipulación de alimentos online. Aunque hayas hecho un curso de manipulación de alimentos hace algunos años, es fundamental volverlo a hacer actualmente, ya que ciertas técnicas o recomendaciones pueden haber variado a otras óptimas y eficientes. Ya seas nuevo en el tema o no, siempre es útil adquirir conocimiento actualizado.

higiene de alimentos

Por otro lado, es crucial destacar también que, se deben adoptar las medidas higiénicas adecuadas para evitar que se deterioren las propiedades de los alimentos, así se aprovecha al máximo su valor nutritivo, además de evitar posibles intoxicaciones alimentarias. Por el bien de todos, tanto para vos como para tu familia, hay que tener en cuenta cuáles son las medidas de higiene más importantes que deberías tener en cuenta. Es necesario tomar precauciones en la cocina y la preparación de los alimentos para que la falta de limpieza o mala técnica de manipulación, no le pase factura a nuestra salud. Aunque es necesario un curso de manipulación de alimentos para conocer exactamente las mejores técnicas, acá puedes encontrar recomendaciones generales que te ayudarán.

El mundo de la gastronomía conlleva una serie de normativas y reglamentos que son importantes conocer y llevar a cabo, para evitar contaminaciones de los alimentos y de los lugares de elaboración de estos o incluso, de almacenamiento. Hoy conoceremos las reglas básicas de higiene en la cocina. A continuación, mencionamos algunos de los puntos que deberías saber:

Medidas de higiene y seguridad para la cocina.

o Vigilar las condiciones de almacenamiento de los alimentos. Por ejemplo, temperatura, humedad y fechas de caducidad.

o No mantener platos elaborados a temperatura ambiente, ni siquiera en invierno.

o Mantener los alimentos perecederos en refrigeración (0-5ºC) o congelación (-18ºC) hasta el mismo momento de utilizarlos.

o Hay que asegurar que la temperatura del refrigerador sea la adecuada. Entre 0ºC y 5ºC, se detiene la proliferación de la mayoría de los microorganismos patógenos.

o Al recalentar un plato, asegurarse que el centro de éste, alcance debidamente los 65ºC, ya que alcanzada esta temperatura no permite el crecimiento microbiano.

o Evitar la contaminación cruzada separando alimentos crudos de los ya cocinados.

o Enfriar rápidamente los platos cocinados que vayas a congelar o refrigerar.

o Asegurar la buena cocción de los alimentos cuando se come fuera de casa.

o Mantener una correcta higiene personal, vigilar la higiene de alimentos lugar donde cocines y utensilios que utilices.

o Animales no deben estar en la cocina.

o Asegurarse que los aparatos eléctricos funcionen correctamente y limpiar y desinfectar antes y después de su uso.

o Cambiar trapos y servilletas usados con frecuencia. Tampoco barrer la cocina mientras haya alimentos expuestos, o añade agua al suelo para evitar levantar polvo.

o Mantener productos químicos de limpieza bien cerrados y en sus recipientes originales.

 

–          Medidas de higiene y seguridad para los utensilios de cocina.

o Limpiar bien los elementos utilizados para preparar alimentos crudos antes de usarlos con los alimentos cocinados.

o Los cuchillos y cucharas de uso continuo, puedes dejarlos en un recipiente con agua y cloro.

o Luego de limpiar y desinfectar, dejar secar a temperatura ambiente.

o Tablas empleadas para cortar alimentos deben ser de poliuretano (plástico) preferentemente, ya que las de madera al ser porosas, son más difíciles de limpiar y favorecen la acumulación de gérmenes.

o Guardar desinfectantes y detergentes en un mismo lugar para controlar su uso.

o Todos los cuchillos y herramientas filosas deben tener un cabo adecuado y deben tener un lugar destinado para su almacenamiento.

o Nunca dejar mangos, sartenes, ollas o cuchillos fuera del borde de la mesa ni de los fuegos.

o Proteger manos mediante aislantes térmicos como manoplas o guantes, antes de tocar o agarrar un recipiente caliente.

o Cuando se caliente un líquido en el horno o microondas, se recomienda aguardar unos instantes antes de retirarlo ya que se pueden producir salpicaduras.

A la hora de preparar cualquier alimento, los cubiertos, platos y pequeños electrodomésticos no es lo que único que debe estar limpio, y es que, la persona que manipula la comida también debe seguir unas mínimas medidas de higiene al preparar alimentos. Por ejemplo:

o No fumar en la cocina, ni comer mientras se prepara algún plato.

o Lavar sus manos correctamente, antes de manejar alimentos y después de realizar otras acciones.

o Cubrir adecuadamente heridas, si las hay.

o Mantener uñas limpias y evitar usar esmalte de uñas al estar en contacto con alimentos.

o No toser ni estornudar sobre alimentos.

o No usar anillos, pulseras ni relojes, ya que pueden guardar bacterias.

 

En cuanto al lavado de manos, hay muchos estudios que demuestran que son el vehículo más común para transmitir infecciones. Además de lavarlas correctamente, debes hacer de esta acción, una rutina de higiene personal. Puedes aprender las mejores técnicas para un apropiado lavado de manos en un curso de manipulación de alimentos. No sólo sirve para personas que trabajan en el ámbito de la gastronomía, sino para público en general ya que ayuda a disminuir posibles transmisiones de enfermedades.

Por otro lado, es muy importante que tu cocina, equipo y utensilios estén siempre limpios y desinfectados. Con ello evitas que los alimentos que preparas puedan contaminarse, además reduce el riesgo de la presencia de insectos y roedores. En la cocina la suciedad se genera por los restos de comida como jugos de fruta y carne o por el desgaste y oxidación de los equipos y utensilios. En ambos casos la consecuencia es la reproducción de microorganismos. Ante esto lo que debes hacer es limpiar y después desinfectar.

Hasta ahora, decimos que la limpieza y la desinfección es de gran relevancia, pero ¿Sabes cómo hacerlo apropiadamente? ¿Cuál es el mejor procedimiento?

Para eliminar toda la suciedad que se pueda generar, debes limpiar con agua y detergente, este debe ser especial según el tipo de suciedad. Para saber más al respecto, es importante tomar un curso de manipulación de alimentos, éste puede explicarte claramente cuál es mejor para cada caso.

Para desinfectar, puedes sumergir los utensilios en agua caliente durante 30 segundos. Tiene que ser una temperatura de entre 80ºC – 90ºC aproximadamente. Si no, se puede utilizar productos químicos. Los más comunes son cloro, yodo y amonio cuaternario. Para usarlos siempre sigue las indicaciones de su etiqueta. Aunque, el procedimiento con cualquier producto es el mismo: Asegúrese que la superficie está limpia, prepare la solución seleccionada, aplíquelo, déjelo actuar y luego enjuagar si es necesario. Estas son sólo algunas recomendaciones básicas que puede tener en cuenta. Recuerde que, para más información, puede investigar y tomar un curso de manipulación de alimentos online.

Para tener en cuenta también, hay distintas recomendaciones según el tipo de comida que prepares. Por ejemplo:

Para preparar carnes, se recomienda que esté bien cocinada para evitar que se quede cruda en su interior. Así, evitamos posibles toxiinfecciones alimentarias. Además, la carne picada es más susceptible de alteración, por lo que se aconseja que se prepare apenas es triturada.

Para preparar fritos, el aceite debe calentar a fuego moderado, no hace falta que llegue a humear, ya que se producen sustancias tóxicas. El aceite sobrante se debe filtrar para no volver a calentar sustancias que pueda contaminar. Además, conservar en recipientes limpios y en un ambiente fresco.

Por otro lado, si se trata de verduras crudas, hay que procurar: lavarlas minuciosamente, que los ingredientes sean lo más fresco posible. Si se trata de verduras cocidas, no recalentar, cocinarlas con su piel (si se prepara al horno o hervidas) y con mínimo tiempo de cocción. Para lavarlos minuciosamente se puede utilizar agua potable y unas gotas de lavandina durante unos minutos. Luego, aclarar bien. También sirve para el lavado de frutas.

Además de los ya mencionados, hay algunos puntos más que deberías saber en cuanto a la higiene alimenticia en general:

–          La higiene alimenticia se dirige hacia todos y cada aspecto que esté relacionado con la comida. Es básicamente una acción de precaución que uno debe tomar al limpiar los alimentos, preparar las comidas, guardar las sobras, al servir comidas a terceros, limpiar la cocina y mantener toda la limpieza en general. Su objetivo, es decir, la razón básica por la cual es importante seguir la higiene en los alimentos, es para prevenir contaminación lo más posible. Básicamente, ayuda a toda la población.

–          La higiene alimentaria en la gastronomía incluye también mantener un local comercial lo más limpio posible. El staff que se encarga de la comida y debe manipular los alimentos, debe tener el cuidado sanitario apropiado. La práctica del manejo seguro de alimentos puede ser aprendido a través de un curso de manipulación de alimentos online.

–          Al igual que otros Estados o ciudades, Texas tiene su propio conjunto de leyes y regulaciones en cuanto a los alimentos. Para saber más acerca de este tema, higiene alimentaria, uno debe conseguir un carnet de manipulador de alimentos de una Institución reconocida. La mayoría de los cursos están diseñados para equipar a los participantes con la mayor cantidad de conocimiento y entrenamiento, así pueden aprender los tips más importantes para un seguro manejo de alimentos. De esa forma, puedes asegurarte de tener una correcta seguridad alimentaria. El hecho de que al menos existe una forma de mantener segura y saludable a tu familia, con la ayuda de un entrenamiento online, es algo que deberíamos apreciar.

Encuentra una agencia local o en la localidad más cercana para saber más acerca de los cursos de manipulación de alimentos. En el mundo de la gastronomía, es un requisito básico para poder trabajar.

Aunque, es importante para aquellas personas que trabajan en el rubro de la gastronomía, ya que la higiene disminuye las fuentes de contaminación y aumenta la confianza de tus consumidores; como ya mencionamos, no son las únicas personas que deberían aprender más acerca de la seguridad alimentaria. Recuerde, este conocimiento le da el poder de saber cuándo un lugar es seguro simplemente viéndolo. Además, puede utilizarlo para su propia seguridad y la de su familia. Todas las recomendaciones mencionadas pueden enseñarse en detalle, sumándole las apropiadas técnicas, en un curso de manipulación de alimentos. Sea online o presencial, encuentre un curso que esté regulado, para poder recibir la certificación y avale que usted está apto y actualizado.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *